Return to site

¿Qué es la Displasia Broncopulmonar (DBP) del prematuro? Su manejo familiar. www.movilsalud.cl

realizamos saturometria continua nocturna en el domicilio

· saturometria nocturn,Poligrafia a domicil,Displasia Broncopulm

Guía Clínica 2009 Displasia Broncopulmonar del Prematuro

La presente publicación contiene extractos literales de la Guía Clínica original publicada por el MINSAL para el manejo de la DBP del prematuro. Consideramos sólo aquellas partes que son de interés para los padres de niños con DBP, como es su manejo, clasificación, seguimiento y manejo familiar.

La Guía completa puede ser consultada en http://web.minsal.cl/portal/url/item/721fc45c974a9016e04001011f0113bf.pdf

¿Qué es la DBP?

Corresponde a un daño pulmonar crónico secundario a inmadurez pulmonar. Se considera portador de Displasia Broncopulmonar a un prematuro con requerimientos de oxígeno mayor de 21% durante 28 ó más días.

 

Es una enfermedad pulmonar crónica caracterizada por dependencia de oxigeno por un periodo mayor a 28 días, que se produce como consecuencia de la exposición del pulmón inmaduro del prematuro a noxas ambientales (oxigeno, infecciones, barotrauma, volutrauma)“ Fue descrita por Northway en 1966. La presentación clínica y gravedad se ha modificado sustancialmente en la actualidad. Bancalari y cols. en 1979 y en 2002 la redefinen con criterios diagnósticos más precisos, definición que relaciona la edad gestacional (menor y mayor de 32 semanas), con los requerimientos de oxígeno y el apoyo ventilatorio, para clasificarla en leve, moderada y severa.

REF: http://web.minsal.cl/portal/url/item/721fc45c974a9016e04001011f0113bf.pdf

Prematuro con requerimiento de O2 más de 21% por más de 28 días.

Menor de 32 semanas al nacer:

  • DBP leve: sin necesidad de O2 a las 36 semanas de edad postconcepcional o al alta �
  • DBP moderada: necesidad de ½ l ó menos de O2 a las 36 semanas de edad postconcepcional o al alta. �
  • DBP severa: necesidad de más de ½ l de O2 y/o apoyo ventilatorio a la 36 semanas de edad postconcepcional o al alta.

Mayor de 32 semanas al nacer:

  • DBP leve: sin necesidad de O2 a los 56 días de vida o al alta. �
  • DBP moderada: necesidad de ½ l o menos de O2 a los 56 días de vida o al alta. �
  • DBP severa: necesidad de más ½ l de O  2 y/o apoyo ventilatorio a los 56 días de vida o al alta.

Para efecto de esta guía se considerará a los menores de 1500 g y/o menores de 32 semanas. (Jobe AH, Bancalari E. Broncopulmonary dysplasia. Am J Resp. Critic Care Med 2001 National Institute of Child Health and human Development. Workshop of DBP)

Confirmación diagnóstica

El diagnóstico definitivo se hará en los menores de 1500 g y/o menores de 32 semanas que requieran oxigeno mayor de 21%, por más de 28 días, según los criterios actualmente en uso (Bancalari E) La confirmación de los requerimientos de oxigeno se harán mediante registro de Saturometría continua de 12 horas.

Realizamos saturometria continua nocturna en el domicilio. www.movilsalud.cl

realizamos saturometria continua nocturna en el domicilio

Seguimiento por broncopulmonar después del alta:

Controles:

1. Paciente con DBP sin requerimiento de oxigeno al alta:

  • Primer control a los 15 días de alta
  • luego semestral por broncopulmonar o pediatra capacitado, hasta los 6 años, edad a la se realizará prueba de función pulmonar y radiografía para alta de seguimiento respiratorio.
  • Si el paciente lo requiere debe ser controlado con mayor frecuencia.

2. Paciente con DBP con requerimiento de oxigeno al alta:

  • Primer control a los 7 días de alta 
  • luego cada 2 meses por broncopulmonar o pediatra capacitado, al menos los primeros 6 meses después del alta según programa de oxigeno domiciliario. 
  • Bimestral hasta los 12 meses 
  • semestral hasta los 2 años de edad corregida 
  • anual hasta los 7 años, edad a la que se realizará prueba de función pulmonar y radiografía para alta de seguimiento respiratorio. 
  • Si el paciente lo requiere debe ser controlado con mayor frecuencia. 
  • Se recomienda realizar al menos 2 visitas domiciliarias post alta, durante el primer año. 

Componente Educativo de Apoyo a la Familia del Niño Prematuro con DBP

INTRODUCCION: Sabemos que estos niños/as requieren estímulos favorables que le permitan desarrollarse en todas sus potencialidades para llegar a incorporarse en las mejores condiciones posible en la sociedad. Un ambiente terapéutico neonatal ideal es aquel que promueve el crecimiento y desarrollo integral del niño, que favorece la relación padres e hijo, brinda seguridad física psicológica y social, permitiendo la promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud, a través de una adecuada interacción e intervención del equipo de salud y la familia. A lo largo de su hospitalización que suele prolongarse por semanas en unidades neonatales, los niños/as prematuros requieren del acompañamiento de la familia. Aquellos niños que presentan displasia broncopulmonar pueden llegar a requerir cuidados especiales posteriores al alta, por ello los padres y/o cuidadores, deben aprender a familiarizarse con el manejo de éstas situaciones, para que su hijo se reintegre lo antes posible y en las mejores condiciones a su familia de origen.

Cuidados del niño con oxigeno

Secundario a la severidad de su patología respiratoria (displasia broncopulmonar) algunos niños prematuros, se hacen dependientes de oxígeno a lo menos los primeros seis meses de vida. Los padres deben aceptar que salvo aprender el correcto empleo del oxígeno domiciliario, su hijo permanecerá por tiempo prolongado lejos de familiares y amigos, distante de alcanzar una vida normal. Es importante entonces, que ellos conozcan algunos aspectos referentes a su uso.

1. El oxígeno es un gas seco, sin olor ni color, contenido a presión en balones de metal.

2. La presión la mide el manómetro, y la cantidad de oxígeno que se le entrega al niño, el flujómetro.

3. Al ser utilizado por el niño debe agregársele pequeñas partículas de agua, a través de un instrumento llamado humedificador.

4. La duración del balón es variable y depende de los flujos empleados (ver manual “Orientaciones Técnicas para el Seguimiento de Recién Nacidos Prematuros menores de 1500 gramos o menores de 32 semanas de edad gestacional. Ministerio de Salud”).

Balones de oxígeno

  • Se necesitan dos, uno grande de 10 m3 de capacidad y uno portátil de 0,68 m3. 
  • El balón debe mantenerse en un lugar fijo, ventilado y visible. 
  • El balón debe alejarse de fuentes eléctricas y de calor. No debe fumarse en la habitación donde está el balón de oxígeno. 
  • Los padres deben conocer la duración del balón de su hijo y anticipar su recarga a lo menos 24 horas antes y tener en un lugar visible el teléfono de emergencia y la dirección de quién efectúa la recarga. 
  • Los padres deben conocer el funcionamiento del concentrador de oxigeno: Cuando los requerimientos de oxigeno sean mayores a 1 litro, según programa de oxigeno domiciliario. 

Flujometro y Humedificador

  • Dependiendo de la cantidad de oxígeno que el niño requiere, el médico indicará el flujómetro a usar sea de 1 litro o 10 litros.
  •  El humedificador, se coloca bajo el flujómetro, se llena diariamente con agua hervida fría, vigilando que siempre conserve el mismo nivel. 
  • El frasco de humedificador se lava con detergente, agua abundante y vinagre, (1 cucharada en un litro de agua). Así evitará la aparición de hongos.

Concentrador de oxigeno

  • Se usará cuando los requerimientos de oxigeno sean mayores a 1 litro, según programa de oxigeno domiciliario.

Bigotera o Naricera

  • Las sondas nasales pueden ser de goma o silicona, permanecen fijas a la nariz del niño con telas adhesivas sin doblar ni acodarse. Estas deben mantenerse limpias y permeables para asegurar el adecuado pasaje del oxígeno, (se lava con abundante agua y detergente en la misma forma como se lava el humedificador). 
  • Los padres deben tener claro que no pueden conectar la naricera al oxígeno si este no tiene el humedificador funcionante ya que el oxígeno seco, daña la vía aérea del niño. 
  • Los padres con el adecuado entrenamiento y capacitación pueden administrar en forma segura oxígeno a su hijo en el hogar, sin embargo existen situaciones de alerta en que ellos deberán consultar precozmente al equipo de salud: 

Secreción nasal abundante y/o de aspecto purulento.

Fiebre, respiración rápida, agitada o con ruidos al respirar.

Aleteo nasal (se abren y se cierran las ventanas de la nariz).

Si se marcan las costillas al respirar.

 

Frente a cualquier desperfecto en el equipo no intentar repararlo y avisar al personal técnico ya que los accidentes nunca avisan.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK